Mensaje de error

Notice: Undefined index: quantity en omega_views_mini_pager() (línea 214 de /wwwdata2/home/webcomsocd/www/sites/all/themes/omega/omega/includes/omega.theme.inc).

Humos cancerígenos podrían generarse en la producción de ladrillos

Versión para impresiónEnviar por emailPDF version
Quienes viven cerca de ladrilleras deberán aumentar precauciones

En la elaboración de ladrillos son liberados humos con monóxidos de carbono, dióxidos, hidrocarburos y partículas de origen orgánico, con efectos que podrían ser cancerígenos, indicó la profesora de la maestría en Salud Ambiental, del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), de la UdeG, doctora Ruth de Celis Carrillo.
 
Ante esto, la especialista recomendó a los habitantes de Tlajomulco, Tonalá, Tlaquepaque y Zapopan, aledaños a las ladrilleras, protegerse y evitar la exposición a esos contaminantes.
 
Explicó que uno de los aspectos peligrosos es que tales productos, fabricados con fibras vegetales y lodos, al ser incinerados liberan partículas carbonizadas que son carcinogénicas. Otro aspecto es que si se queman desechos como llantas o plásticos –los cuales reducen costos– se generan contaminantes muy tóxicos que pueden causar fibrosis pulmonar.
 
Para evitar respirarlos, la población deberá de usar cubre bocas que filtren el aire; no eliminar las vellosidades de la nariz, ya que, además de calentar el aire, lo filtran; tomar abundante agua natural; y durante el baño, lavar con cuidado las mucosas nasales con agua tibia, a fin de retirar los residuos y humedecer la nariz.
 
De Celis Carrillo recomendó evitar los cambios bruscos de temperatura y la práctica del ejercicio al aire libre; usar gafas para proteger los ojos de una conjuntivitis ambiental; consumir antioxidantes naturales como frutas de temporada: mandarina, guayaba, chía (que tiene omega, la cual también se puede obtener de aceite de salmón o sardinas).
 
Invitó a la ciudadanía a colocar cortinas de tela en todas las ventanas que sirvan como barreras de partículas de polvo, polen, humos y hollín.
 
Pidió que los padres eviten que sus niños jueguen en las calles, porque la contaminación del aire puede causar, a largo plazo, además de problemas respiratorios, daño en otros órganos como el estómago, el intestino o los riñones.
 
La investigadora de la UdeG reiteró la necesidad de diseñar hornos de ladrilleras que funcionen con energía solar, ya que México es uno de los países que gozan de una mayor cantidad de horas de luz solar al día; éstos, además de disminuir los contaminantes, podrían reducir costos en la elaboración de estos productos.
 
 
A T E N T A M E N T E
"Piensa y Trabaja"

Guadalajara, Jal., 10 enero de 2018
 
Texto: Eduardo Carrillo
Fotografía: Internet