Mensaje de error

Notice: Undefined index: quantity en omega_views_mini_pager() (línea 214 de /comsoc2/webcomsocd/www/sites/all/themes/omega/omega/includes/omega.theme.inc).

Bibliotecas deben consolidarse en centros accesibles y amigables

Versión para impresiónEnviar por emailPDF version
Inicia la edición 32 del Coloquio Internacional de Bibliotecarios, en FIL 2018

Pese a lo que se cree, las bibliotecas en el mundo no sólo tendrían que ser espacios en los que se contenga la información, sino que deben trabajar por consolidarse en centros accesibles y amigables con los usuarios, a fin de que el conocimiento pueda llegar a públicos más diversos.
 
En eso coincidieron autoridades universitarias e invitados especiales de Portugal, en el inicio de la trigésimo segunda edición del Coloquio Internacional de Bibliotecarios, cuyo lema es “Transformando las bibliotecas: privacidad y libre acceso”, que se realiza como parte de la Feria Internacional del Libro en Guadalajara (FIL).
 
El Rector General de la Universidad de Guadalajara (UdeG), doctor Miguel Ángel Navarro Navarro, durante la ceremonia inaugural dijo que el reto de las bibliotecas es acercarse aún más a la ciencia de datos abiertos y a la difusión del conocimiento científico.
 
“Considero pertinente que este año el coloquio se centre en el análisis de las bibliotecas como instancias que facilitan el cumplimiento del derecho humano a la información, así como a la difusión de la producción científica universitaria a través de repositorios digitales. Otro tema que será de especial interés es la discusión sobre la responsabilidad de bibliotecas y bibliotecarios en el resguardo de la privacidad y protección de datos personales. En particular, en una época donde el robo de los mismos se convierte en una práctica cotidiana”, compartió.
 
El Coordinador de Bibliotecas de la UdeG, doctor Sergio López Ruelas, recordó que este coloquio se realiza desde 1987, para contribuir en la mejora del perfil del bibliotecario.
 
“Este año el coloquio va en dos ejes: la privacidad de los datos, y el libre acceso a la información. Los acervos en línea piden y arrojan datos que hacen identificable a los usuarios que los consultan. El acceso a la información no siempre se ejerce a causa de cuestiones legales, políticas, comerciales o por la monopolización. En ese contexto, los bibliotecarios no pueden estar rezagados, pues el mundo estará lleno de nativos digitales”, subrayó.
 
López Ruelas externó que serán esos nativos digitales quienes “se acercarán a nosotros para evitar el hackeo y robo de identidad, mientras realizan sus búsquedas en la red”.
 
Este encuentro contará con jornadas de actualización y talleres para la formación bibliotecaria, así como los homenajes al Bibliófilo, que será para el doctor Enrique Florescano,y al Bibliotecario, que será para López Ruelas.
 
Durante la ceremonia de inauguración estuvieron presentes la Directora de la FIL, maestra Marisol Schulz Manaut; la Coordinadora General Académica de la UdeG, doctora Sonia Reynaga Obregón y la asesora Nacional e Internacional de Bibliotecología y Presidenta de International Information New Wave en Brooklyn, Nueva York, doctora Loida Garcia-Febo.
 
Núcleos difusores del conocimiento
Además de albergar libros, revistas y periódicos, cada vez más bibliotecas son gestoras de repositorios virtuales en los que se alojan millones de publicaciones académicas; además de ser editoras de materiales de consulta, por comentar algunas funciones de difusión.
 
Por tal motivo, es necesario que quienes ahí laboran posean las habilidades y conocimientos en la materia. De eso trató la conferencia magistral “Acceso abierto al conocimiento y bibliotecas: ¡naturalmente juntos!”, impartida por el Director de los Servicios de Documentación de la Universidad de Minho, Portugal, y Presidente del Consejo Ejecutivo de la Confederación de Repositorios de Acceso Abierto (COAR), doctor Eloy Rodrigues.
 
La mañana de este lunes, en Expo Guadalajara, el especialista habló sobre cómo las bibliotecas se tienen que valer de la ciencia abierta, que consiste en hacer más eficiente el acceso al conocimiento de manera transparente, confiable y reproducible.
 
“Mientras algunas bibliotecas institucionales y patrimoniales han tenido un enfoque de preservación, en la mayorías de las bibliotecas públicas y escolares el enfoque se ha puesto en la accesibilidad y conexiones de sus colecciones al servicio de sus comunidades. Esta doble misión está presente en sus estrategias”, indicó.
 
Estos centros educativos, como intermediarios entre los usuarios y la información, deben contemplar servicios como la suscripción de bases de datos, gestión y curaduría de datos científicos y, por supuesto, la adquisición de libros.
 
“El acceso abierto es la disponibilidad gratuita de acceder a una red para que cualquiera pueda leer, descargar, copiar, con posibilidad de buscar o enlazar los textos de estos documentos. Esta es la forma de garantizar la difusión efectiva del conocimiento para enfrentar las situaciones graves que vive la sociedad”, mencionó.
 
Eloy Rodrigues dijo que se estima que poco menos de 50 por ciento de las publicaciones científicas se encuentran en acceso abierto para los usuarios, y el que el resto se encuentra entre barreras, “lo que significa que el sistema académico que tenemos está quebrado, porque no es sostenible y equitativo”.
 
 
A t e n t a me n t e
"Piensa y Trabaja"
Guadalajara, Jalisco, 26 de noviembre de 2018

 
Texto: Iván Serrano Jauregui
Fotografía: David Valdovinos