Mensaje de error

Notice: Undefined index: quantity en omega_views_mini_pager() (línea 214 de /comsoc2/webcomsocd/www/sites/all/themes/omega/omega/includes/omega.theme.inc).

Alteraciones en la temperatura y la forma en que llueve, se deben más a las modificaciones de uso de suelo que al cambio climático

Versión para impresiónEnviar por emailPDF version
Especialistas debaten en el foro “Riesgo climático en ambientes urbanos”, en la FIL

Los problemas medioambientales que se presentan en las ciudades, y que afectan a la calidad de vida de las personas y su bienestar, no solamente son provocados por el cambio climático, sino que influyen diversos aspectos como los cambios de uso de suelo y el crecimiento acelerado de las mismas urbes.
 
En el Foro “Riesgo climático en ambientes urbanos”, organizado por el Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA) de la UdeG, en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), la investigadora del Laboratorio Nacional de Energía Renovable de Estados Unidos de América, doctora Patricia Romero Lankao, dijo que ahí radica la importancia de la gobernanza climática urbana, y aunque no hay recetas mágicas para su solución, se pueden realizar acciones como la planeación territorial y el uso incluyente de los recursos.
 
“Estamos en una situación crítica que tiene que ver no sólo con el cambio climático, sino también con el cambio en el sistema hidrológico, y la biodiversidad. Estamos en una situación de falta de sostenibilidad crítica, en la que es importante saber que se tienen las herramientas, las opciones y existen los ejemplos para contrarrestar la situación”, explicó.
 
El investigador de la UNAM, doctor Víctor Magaña, expresó que las ciudades han experimentado, desde más de un siglo, qué es el efecto de la isla de calor, debido a que se urbanizan, crecen y cambia la temperatura y la forma en la que llueve, y eso se debe más a modificaciones de uso de suelo que al cambio climático.
 
“México es un país donde se calcula que la mayor parte de la población vive en ciudades, 75 por ciento. El clima ha cambiado y tiene consecuencias. Las ciudades, al modificar el uso de suelo, aprovechan la energía del sol de manera diferente. El calentamiento que se da en las ciudades es mucho más rápido en el último siglo. No estamos descubriendo el hilo negro, lo que estamos viendo es que la pérdida de verdor las induce a un cambio en el clima y tiene consecuencias”, declaró Magaña. 
 
Dijo que otro de los efectos son el aumento de las enfermedades diarreicas agudas y el golpe de calor, por el limitado acceso al agua limpia y a la seguridad social.
 
El Director asociado de los Sistemas Integrales en Gestión Ambiental SC, ingeniero Gabriel Quadri, recordó que con el calentamiento global se está derritiendo Groenlandia y parte de la Antártida, y al aumentar la temperatura del mar, éste se expande, lo que provoca que su nivel haya aumentado varios centímetros en las últimas décadas.
 
“Se espera que al final del siglo el nivel del mar pueda aumentar 80 centímetros o varios metros, dependiendo de lo que ocurra con los derretimientos. Entonces, este mundo sería irreconocible, lo que implica cambios drásticos, profundos, biofísicos, ecológicos, políticos y económicos”, señaló.
 
El Rector del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA), doctor Carlos Beas Zárate, al dar la bienvenida al foro, señaló que no hemos actuado como se debe ante los cambios medioambientales, que son una amenaza para el planeta y un desafío que afecta a nuestro desarrollo y bienestar social.
 
En la ciudad se ha manifestado con el mosco transmisor del dengue, inviernos sin frío, lluvias intensas, sequías, que representan pérdidas económicas y daños al patrimonio ambiental. Es cuestión de organización y voluntades, y hacer algo en aras de la protección del medio ambiente”, subrayó.
 
 
Atentamente
“Piensa y trabaja”
Guadalajara, Jalisco, 6 de diciembre de 2019

 
Texto: Laura Sepúlveda
Fotografía: Abraham Aréchiga

Etiquetas: